Los candados son un método económico de asegurar tus pertenencias en exteriores, interiores o tu trabajo. Tener uno es una manera sencilla de asegurar u guardar tus pertenencias, pero su eficiencia dependerá del tipo de candado y el uso que le darás. Hoy te hablaremos de los distintos tipos de candados que existen:



Candados de combinación


Los candados de combinación tienen un botón o un teclado numérico giratorio. En algunos candados puedes programar tu propio código. Las desventajas de este candado: si olvidas la contraseña tendrás que romper el candado para recuperar tus pertenencias.




Candados de llave


Si no eres bueno para recordar claves, lo recomendable es que uses un candado con llave.




Candado útil


Con este tipo de candado puedes utilizar una sola llave para abrir muchos candados. Se podría decir que funciona como una llave maestra.




Candado ajustable


Un candado ajustable puede ser acortado o alargado a la longitud de argolla que se prefiera. Este tipo de candado comúnmente ofrece un alto nivel de seguridad para artículos de formas irregulares, como bicicletas.