Uno de los elementos indispensables de las cerraduras, son los pernos, cuya función ayuda a garantizar la seguridad de este mecanismo. Su correcta función permite que la cerradura sea silenciosa y una libre apertura entre el marco y la puerta.

Todos los tipos de cerraduras necesitan de pernos para trabajar de forma correcta; sin embargo, muchas veces no realizamos el mantenimiento adecuado. En Cerrajería Bautista te damos algunos tips para su cuidado.

Te recomendamos utilizar aceite común y evitar lubricantes que dicen ser especiales, ya que estos provocan que el polvo se acumule en mayor medida y solo perjudicará a los pernos. Evita gastar más recursos para una limpieza profunda.

El aceite multiusos es un buen producto para las bisagras de un orificio, porque este permite que el líquido recorra y cubra perfectamente todo el mecanismo. Esto también ayudará a evitar la oxidación de los pernos.

Si tu puerta es muy grande y pesada, te recomendamos utilizar grasa consistente, ya que minimizará el roce y la fricción constante entre las partes metálicas que soportan el peso de la puerta y el mecanismo de la cerradura.

Contáctanos. En Cerrajería Bautista atendemos a casas, residencias, empresas, negocios, contratistas y particulares de toda la Ciudad de México.