Las llaves de los automóviles de última generación y años recientes cuentan con una especie de imán, que es más un chip, que almacena la información para activar o desactivar, bloquear o desbloquear, el motor y el volante del vehículo.

Sin esta llave es imposible mover el auto y, en caso de extravío, lo mejor es llamar a una grúa o a un cerrajero especialista en duplicado de llaves con chip o apertura de autos.

Y es que la tecnología ha mejorado por cuestiones de seguridad. Antes era “fácil” encender un auto con un puente entre la batería y el arranque, pero las nuevas llaves con chip participan en más sistemas de seguridad que impiden el robo de un vehículo.

La importancia de que las llaves cuenten con un imán es porque éste actúa en conjunto con el switch de ignición a través de un campo de energía que recibe el electroimán, lo que activa más componentes y permite completar el circuito de encendido del auto.

Cuando adquieras un vehículo nuevo o si ya tienes uno, pregunta bien sobre el funcionamiento de las llaves y el costo de una reposición.


Fuente: autosoporte.com